Trending topic per acabar el curs

Son las 13:15 del viernes 19 de junio de 2015. En el aula de informática del·Col·legi Casp hace mucho calor. Unos cuarenta alumnos observan cómo los tweets se van acumulando en sus pantallas, algunos frente al ordenador, y otros con el móvil. En la pizarra,, el profesor vuelve a cargar la página de Twitter, se gira hacia el alumnado y grita “¡Mirad! ¡Mirad! ¡Lo hemos conseguido!”. En la sala estalla un grito de emoción, mientras los docentes se miran y sonríen con incredulidad. En la parte inferior izquierda de la ventana, se muestran las tendencias del momento en Barcelona, en décima posición, acaba de aparecer #VotemTTIP, el hashtag que los chicos y chicas de 1º de bachillerato están promoviendo en las redes, como ejercicio práctico de ciberactivismo. Con el paso de los minutos, esta “etiqueta con almohadilla” alcanzará la tercera posición de la lista.

La gestación de la actividad

Este curso, en 1º de bachillerato, hemos acabado el curso con una experiencia nueva: un proyecto interdisciplinario de reflexión sobre el entorno social y político. A lo largo de tres días, el alumnado ha estado reflexionando sobre el yo, sobre los demás y yo y sobre el mundo y yo. Han realizado diferentes actividades y cada día han asistido a una estimulante mesa redonda. Las áreas implicadas han sido las de Historia del mundo contemporáneo, Filosofía, Lenguas, Economía, Cultura Audiovisual y Educación Física. Cuando Oriol y Nacho, los organizadores del proyecto, me propusieron que participara en él, la idea me pareció muy estimulante, pero reconozco que en un primer momento no tenía del todo claro cómo hacerlo. Temía no poder aportar nada que fuera más allá de la anécdota o de lo superficial.

En una conversación informal en la sala de profesores, lancé la idea, medio en broma, de organizar un taller de ciberactivismo para intentar conseguir un  trending topic. El riesgo de decir estas cosas en voz alta, es que los otros se pueden animar y la provocación se puede convertir en un reto. Esto es lo que pasó. Àlex, que también se ha empleado a fondo en el proyecto, propuso que nos centráramos en el TTIP, el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones, que en estos momentos están negociando el gobierno de los EEUU y la Comisión Europea. Estuvimos de acuerdo en que este tema se está negociando de una manera muy opaca y, por lo tanto, exigir un referéndum al respecto, podía ser una reivindicación de consenso, que al resultara, al mismo tiempo, concreta y actual.

Objetivos

Ya teníamos claro qué producto final pediríamos al alumnado. Pero ¿qué objectivos perseguíamos con esta actividad? Pues básicamente eran de dos tipos: unos más genéricos y metodológicos relacionados con el ciberactivismo y otros más centrados en el contenido del TTIP. Los resumimos de la siguiente manera:

  • Descubrir qué es el ciberactivismo y qué procedimientos y herramientas utiliza
  • Comprobar nuestra capacidad de generar un impacto en les redes sociales
  • Reflexionar sobre las ventajas y sobre las limitaciones de este tipo de acciones para transformar el mundo
  • Informarnos sobre el TTIP
  • Sensibilizar sobre el impacto del TTIP en nuestras vidas y sobre la necesidad de someterlo a un control democrático

Taller de ciberactivismo

Una vez definido el qué y el para qué, solo nos quedaba concretar el cómo. Ja he comentado antes que esta actividad formaba parte de un proyecto más amplio, que ocupaba los tres últimos días de clase. Disponíamos de poco tiempo, así que optamos por pautar mucho la tareas a realizar e ir directamente a lo esencial. Nos resultó muy útil el tutorlal Twitter para activistas, que se elaboró durante el 15m.

El primer día, presentamos la actividad y el site con toda la información. Pedimos al alumnado que en casa se leyeran los artículos sobre el TTIP que les proponíamos, que buscaran más artículos y que si encontraban alguno interesante, se lo guardasen. También sugerimos que quien no tuviera cuenta de Twitter y quisiera participar en la experiencia se creara un perfil y se familiarizara con la herramienta. Para acabar, pedimos voluntarios para formar parte del grupo impulsor de la campaña y se ofrecieron seis personas.

Entre el primer y el segundo día, con este grupito, elaboramos un documento compartido, donde propusimos y votamos hashtags para la campaña. También escribimos un modelo de mensaje para invitar a nuestros contactos a participar y fuimos acumulando más enlaces a artículos, vídeos e imágenes sobre el TTIP.

Tras consensuar que el HT sería #VotemTTIP, creamos otro documento público con toda la información recopilada y con unos cuantos tweets de ejemplo. Como curiosidad, decir que utilizamos la herramienta Titanpad, que es la que se acostumbra a utilizar desde el ciberactivismo, por su sencillez y para escapar del monopolio de Google.

El segundo día, los seis alumnos voluntarios presentaron al grupo el trabajo realizado y les facilitaron el enlace al documento de la campaña. Pidieron a sus compañeros y compañeras que añadieran más enlaces de interés, que redactasen más modelos de tweets y, sobre todo, que difundieran la campaña entre todos sus contactos reales y virtuales que pudieran estar interesados. Insistimos en que era muy importante que esto último se hiciera en privado, puesto que, de cara a conseguir ser trending topic, el hashtag no se tenía que utilizar antes de la hora establecida: las 13:00 del viernes 19 de junio.

A partir de este momento, empezaron a aparecer los primeros indicios de que la actividad podía salir bien. Un alumno conocía a Marta Sibina, editora de la revista cafèambllet, que està desarrollando una intensa campaña contra el TTIP. Se puso en contacto con ella y se mostró encantada de·colaborar con la iniciativa. Otros activistas políticos y sociales que íbamos contactando también respondíen positivamente a la convocatoria: Àngels Martínez Castells, portavoz de la plataforma Dempeus per la salut pública, el Joan Coscubiela, diputado en el congreso de los diputados o Celestino Sánchez, uno de los fundadores de los Iaioflautas.

El tercer día, el trabajo ya estaba hecho, solo quedaba enviar algunos recordatorios de última hora y esperar que llegaran las 13:00. La información había circulado, como mínimo, dentro de la escuela, porque otros profesores y alumnos de otros cursos me preguntaban qué era exactamente eso que les habían recibido que estábamos montando en 1º de bachillerato. Desde el exterior también llegaban noticias. En el documento público de la campaña, alguien de Sabadell había traducido todos los tweets de ejemplo al castellano porque, según explicaba, nuestra campaña se había incorporado al document estatal de campañas diarias en Twitter. Quien también había participado en este documento com más enlaces de interés era’Albano-Dante Fachín, el actual candidato de Podemos a la Generalitat de Catalunya.

La hora de la verdad

Una de las condiciones para conseguir un trending topic es que la palabra prácticamente no se haya utilizado antes en Twitter. De otro modo, resulta mucho más dificil. Hay que remarcar que todo el alumnado y sus contactos fueron exquisitamente respetuosos con esta restricción: antes de las 13:00 no hubo ningún tweet con el hashtag #votemTTIP.

De 11:00 a 13:00, había una mesa redonda sobre los retos globales de paz, sostenibilidad y justicia social. En ella participaba, entre otros, el periodista Lluís Foix. Cuando faltaban unos minutos para las 13:00, los chicos y chicas asistentes empezaron a girarse hacia mí con preocupación, porque se acercaba’la hora H y todavía no estábamos en el aula de informática. Al acabar la conferencia, todo el mundo se puso en marcha en seguida, sin que hubiera prácticamente que insistir.

Cuando llegamos al aula de informática, nos encontramos con que la acción estaba ya completamente en marcha. En la pizarra se veía proyectada la columna de Twitter con el hashtag #VotemTTIP y los tweets no paraban de sucederse. Y claro, la mayoría eran externos a la escuela, puesto que nosotros estábamos aun encendiendo los ordenadores. Nos fijamos en uno de los tweets, era del diputado de la CUP, David Fernández. Alegría y sorpresa generalizadas porque para conseguir nuestro objetivo no solo necesitábamos muchos tweets, sino también que se enviaran desde cuentas con muchos seguidores.

A partir de este momento, todo pasó muy rápido. Los alumnos y alumnas se pusieron a escribir sin pausa, con humor y con creatividad. Aparecieron nuevos twiteros ·ilustres como Joan Herrera, ,’Ernest Urtasun o Joan Josep Nuet. Llegaron aportaciones de cuentas oficiales de formaciones políticas como Podemos, las CUP, Barcelona en Comú o Esquerra Republicana de Catalunya.

Y tan solo quince minutos más tarde de que hubiera empezado la “función”, ya éramos TT en Barcelona, ocupábamos el décimo luguar. El entusiasmo no hizo que el ritmo disminuyera. Ahora, el objetivo era escalar posiciones. Con la herramienta Tweet-Tag, íbamos monitorizando el número de tweets y el número de contribuidores, que no paraban de aumentar. A las 13:30 más de 300 personas habían participado con más de 2000 tweets y ocupábamos el quinto lugar de la lista de tendencias en Barcelona. Uno de los objetivos que nos habíamos marcado, comprobar nuestra capacidad de generar un impacto en las redes sociales, también se había cumplido. Aun hubo tiempo de subir un poco más. A las 13:45, cuando interrumpimos el envío masivo, #VotemTTIP ocupaba el tercer lugar en Barcelona. Dedicamos los últimos minutos a realizar la clausura de la actividad y del proyecto más amplio en el que esta se enmarcaba. Aprovechamos este rato para animar al alumnado a reflexionar sobre la magnitud de lo que acabábamos de conseguir desde la organización·colectiva, però también sobre las limitaciones de este tipo de acciones para transformar la realidad. Todo acabó con una gran ovación y un aplauso para todo el mundo. Una manera inmejorable de finalizar el curso.

Epílogo

Aunque nosotros apagásemos nuestros ordenadores, el hashtag permaneció activo durante un buen rato y horas después, aun era trending topic. También llegaron algunas felicitaciones por el trabajo realizado.

Desde aquí, quiero aprovechar para dar las gracias yo también a todas las personas que han·colaborado con esta iniciativa, especialmente a todos los compañeros y compañeras de Twitter que escribieron tweets y que hicieron circular la convocatoria.

La verdad es que podemos estar muy satisfechos y satisfechas. No tanto por haber conseguido el objetivo del TT, que era la guinda final, como por todo el proceso, por la·ilusión en el rostro de los alumnos y porque hemos cumplido todos los objetivos que nos habíamos marcado. En particular,, hay que tener presente que la inmensa mayoría de los participantes no había oído hablar nunca del TTIP. Con esta actividad, se han tenido que documentar, han hablado del tema entre ellos y se han formado una primera opinión. A partir de ahora, cuando lean u oigan algo al respecto, seguro que prestarán atención. En resumen, se ha producido un aprendizaje significativo.

¿Y de cara al futuro? De cara al futuro, ya veremos. La verdad es que este taller medio improvisado tiene potencial para convertirse en un proyecto con más entidad. Pero por ahora es mejor dejar que el calor del verano ayude a madurar estas ideas y en septiembre ya volveremos a hablar de ello.

6 Comentarios

  1. Boris

    Felicidades, Sandro y alumnado. No sólo por el “Trending topic”, sino también por salir del aula y proponeros hacer y actuar en la sociedad que nos rodea, para asumir un reto abierto que puede funcionar o que no puede. Lo que aprendemos con este tipo de actividades es fundamental para formar personas capacitadas, con iniciativa y resolución para hacer cosas por su cuenta. Enhorabuena!

    1. smaccarrone

      “la educación es un servicio, Sandro. Si tus alumnos no perciben valor, no estás innovando. Al menos, para ellos. Honestamente.” No sabes como me han servido estas palabras…

      Muchas gracias Boris.

  2. Pingback: #EscolesRefugi: ciberactivisme a l'aula en suport als refugiats

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>